Ruta de María Estuardo, una reina con una vida de película

fantasmas en Escocia

La vida de la reina Mary, Queen of Scots (Mary Stuart o María Estuardo) fue una de las más agitadas de toda la historia de la monarquía escocesa. Amoríos, traición, persecuciones, fugas espectaculares, abdicación y un trágico final, su biografía está llena de aventuras y desventuras. Se ha dicho de ella que era noble, refinada e inteligente. También que conspiradora y adúltera. ¿Me acompañas en una ruta por los escenarios escoceses de su vida? Te dejo un mapa al final, como siempre 👸🗺

UN POCO DE HISTORIA…

Reina niña de Escocia y Reina consorte de Francia

Cuando una reina asciende al trono a los seis días de edad, hay muchas cosas que pueden salir mal. Así le ocurrió a Mary, única descendiente legítima del rey de Escocia James V, que murió apesadumbrado por la idea de dejarle el reino a una niña. “It cam wi’ a lass and it will gang wi’ a lass!” (“empezó con una mujer y acabará con otra”), dijo en su lecho de muerte. La casa Stuart había accedido al trono por matrimonio con Marjorie Bruce, hija de Robert The Bruce, y James V temió que acabaría con su pequeña Mary.

Mary I fue coronada el 9 de septiembre de 1543 en la capilla del castillo de Stirling. Poco antes, se había firmado un tratado con Enrique VIII de Inglaterra prometiéndola en matrimonio con su heredero para propiciar la unión de coronas. Pero las hostilidades religiosas y las alianzas internacionales dieron al traste con el plan y Escocia disolvió el tratado. Henry VIII, furioso, organizó una campaña militar para forzarles a cumplir el compromiso y Mary hubo de ser enviada a Francia para su protección. Allí se casaría, a la edad de dieciséis años, con el joven Delfín, que ascendió al trono de Francia como Francisco II. Desgraciadamente,  el muchacho murió enseguida y Mary, viuda, inició su retorno a Escocia.

Mary regresa a Escocia

Mary llegó a Escocia en 1561 y cuatro años más tarde se enamoró perdidamente y se casó (sin dispensa papal) con su primo carnal Henry Stuart, lord Darnley. Sin embargo, fue un matrimonio extremadamente infeliz y manchado tanto con la supuesta infidelidad de Mary con su secretario David Rizzio (al que lord Darnley asesinó) como con la ambición sin límites del rey consorte. Fue además muy breve, puesto que al año siguiente su residencia fue destrozada por una explosión y lord Danley fue hallado muerto en el jardín. Todos sospecharon de un tal James Hepburn, conde de Bothwell, con el que se relacionaba a la reina. No obstante, la justicia lo halló inocente y, en un giro “inesperado” del destino, contrajo matrimonio con Mary.

Aquella historia farragosa desató una revuelta nobiliaria contra de la nueva pareja real y Mary, tras ser acusada de adulterio y asesinato, fue hecha prisionera en el bucólico castillo de Lochleven. Allí, un año más tarde, en 1567, fue forzada a abdicar en la persona (personita más bien) de su hijo James VI, un bebé. Mary trató de recuperar el trono, pero le fue imposible. Su fracaso la llevó a cometer el mayor error de su vida: huir a Inglaterra en busca de la protección de su prima, la reina Elizabeth I.

Mary I y Elizabeth I

El problema de huir a Inglaterra es que Mary le había disputado el trono inglés a su prima Elizabeth en el pasado. Muchos católicos ingleses la consideraban más legítima que a la anglicana “Reina Virgen”, hija de Ana Bolena. Por ello, Elizabeth I decidió ser cauta y no darle a Mary la menor oportunidad de arrebatarle el trono. Así, la capturó y la tuvo prisionera en varios castillos ingleses durante casi veinte años. James Stuart, conde de Moray, hermano bastardo y enemigo de Mary, quedó como regente de Escocia.

Ojalá los largos años en prisión le hubieran valido a Mary alguna clemencia, pero no fue así. Su mera existencia era peligrosa para la corona inglesa. Finalmente, fue juzgada y hallada culpable de haber conspirado para asesinar a la reina Elizabeth. A su prima le tembló la mano hasta el final, más por no sentar precedente en aquello de decapitar reinas consagradas que por afecto, pero finalmente la condenó a muerte. Mary, Queen of Scots fue decapitada de forma torpe y truculenta en 1587 en Fotheringhay Castle a la edad de 44 años.

Maria Estuardo sepulcro National Museum
Copia del sepulcro de María Estuardo en el National Museum de Edimburgo

RUTA POR LOS ESCENARIOS DE MARÍA ESTUARDO EN ESCOCIA

Ahora que podemos ponerle cara, alma y vida a Mary, Queen of Scots, ¿qué tal si hacemos una ruta por los escenarios escoceses de su azarosa y atormentada vida?

1) Linlithgow Palace

El 8 de diciembre de 1542 María Estuardo nacía entre los bellos muros del Palacio de Linlithgow. También su padre, el rey James V, había nacido allí. Su madre era la francesa María de Guisa. La niña fue bautizada en la vecina iglesia de St Michael, que en aquel entonces no tendría su polémico adorno metálico en la torre. La visita al Palacio es muy interesante por su historia y arquitectura y el entorno del loch merece un paseo relajado.

Web oficial del palacio

Maria Estuardo lugar de nacimiento Linlithgow
Linlithgow Palace, el hermoso lugar de nacimiento de María Estuardo

Si os apetece hacer una parada gastronómica en un escenario relacionado con María Estuardo, el acogedor pub The Four Marys se halla situado en la antigua casa donde residían las llamadas “Cuatro Marías”, damas de compañía de la joven reina que compartían con ella juegos y nombre.

Os dejo por aquí una guía completa de Linlithgow y un vídeo del palacio por dentro (¡suscribíos al canal para no perderos nada!)

2) Stirling Castle

María Estuardo fue conducida al castillo de Stirling cuando apenas contaba con unos meses de edad para su propia protección. Allí, en la capilla del castillo, sería coronada el 9 de septiembre de 1543.  Mary volvería en varias ocasiones de su vida a este imponente castillo, cuya visita bien merece casi toda una mañana. ¡Y el resto de la ciudad merece la tarde sin dudarlo!

Web oficial del castillo

Maria Estuardo castillo stirling
Salón del trono en el castillo de Stirling

¡Aquí tenéis una completísima guía de todo lo que podéis ver en la ciudad de Stirling y un vídeo con todos los entresijos del magnífico castillo!

3) Dunkeld

A la hermosa villa de Dunkeld fue conducida Mary cuando el rey inglés Enrique VIII, furioso por el incumplimiento del tratado matrimonial, mandó a su ejército a Escocia para obligar a los escoceses a cumplirlo. En 1544, el que más tarde sería duque de Somerset, atacó Edimburgo y obligó a la corte a desplazar a una Mary de un año y medio de edad a Dunkeld.

Guía completa de Dunkeld.

Maria Estuardo Dunkeld
Catedral de Dunkeld

4) Inchmahome Priory

En 1547, aun más temerosos por la seguridad de la jovencísima reina a causa de la victoria inglesa de Pinkie Cleugh, los custodios de Mary la enviaron a un lugar de cuento de hadas. El delicado priorato de Inchmahome se alza entre bellos y vetustos árboles en una diminuta isla de los Trossachs, en medio del Lake of Menteith (el único lake oficial de Escocia). Se llega en un pequeño barco y es una visita absolutamente deliciosa.

Web oficial del priorato

5) Dumbarton Castle

Tras arreglarse su futuro matrimonio con el Delfín de Francia, Mary fue de nuevo trasladada por su propia seguridad en 1548. En esta ocasión el lugar elegido fue el castillo de Dumbarton, una fortaleza imponente situada en un enorme peñasco de basalto frente al estuario del río Clyde. Allí recogería a Mary la flota que la conduciría a Francia. Las vistas desde arriba son sencillamente impresionantes.

Web oficial del castillo

Maria Estuardo Dumbarton
Batería de artillería del Duque de York en Dumbarton Castle

6) Leith

Actualmente, Leith es un barrio de Edimburgo lleno de carácter. En tiempos de María Estuardo, era uno de los puertos más importantes de Europa y allí desembarcó la reina, con 18 años, a su regreso a Escocia en 1561. Fue alojada en Lamb’s House, la casa de un mercader, un edificio que aun podéis contemplar a día de hoy en la animada zona de The Shore.

Maria Estuardo Lamb's House
Lamb’s House, primer alojamiento de María Estuardo a su regreso a Escocia

7) Holyrood Palace

Tras esa primera noche en Leith, Mary fue conducida al palacio real de Holyrood, un edificio que seguramente se le antojó austero y reducido en comparación con los lujos de la corte francesa. Mary viviría aquí los siguiente siete años de su vida. Aquí se casaría con lord Darnley en 1565 y aquí contemplaría el asesinato de su secretario David Rizzio al año siguiente. Probablemente, tambien aquí se casaría con Bothwell en 1567, matrimonio que precipitaría su desgracia. La visita a Holyrood es una de las más clásicas y bonitas de Edimburgo.

Web oficial del palacio

Maria Estuardo Holyrood
Palacio de Holyrood en Edimburgo, residencia real

8) Dunbar Castle

Dunbar Castle fue, en 1565, el refugio de Mary y su marido, lord Darnley tras el asesinato del secretario de la reina, David Rizzio. Lord Darnley había formado parte de la conspiración protestante que se cobró la vida del mejor amigo de Mary, pero, arrepentido, hubo de huir con la reina mientras las aguas se calmaban. Hoy solo quedan unas ruinas escasas de la que en su día fue una de las mejores fortalezas de Escocia.

Maria Estuardo Dunbar
Dunbar Castle, en el East Lothian

9) Edinburgh Castle

María de Guisa, madre de Mary, murió en el castillo de Edimburgo en 1560, alejada de su hija. También aquí dio Mary a luz a su hijo y heredero James en 1566. La reina había vuelto a Edimburgo desde Dunbar tras perdonar la revuelta de su hermanastro Moray y otros nobles por su matrimonio con lord Darnley, que pronto terminaría trágicamente. Es la visita con mayúsculas la primera vez que se pone pie en la ciudad.

Web oficial del castillo y Guía de fin de semana en Edimburgo.

Maria Estuardo castillo Edimburgo
Castillo de Edimburgo

10) Traquair House

Traquair House fue el destino de unas pequeñas vacaciones  en 1566 para Mary y su marido en los Borders de Escocia. La preciosa mansión, propiedad tradicional de la casa Stuart, tiene una buena colección de objetos y mobiliario que podrían haber pertenecido a la reina.

Web oficial de la mansión

Maria Estuardo Traquair House
Traquair House, una de las mansiones más antiguas de Escocia, destino vacacional de los Stuart

11) Jedburgh House

En ese mismo año de 1566, ya en otoño, Mary se trasladó a Jedburgh, también en los Borders para impartir justicia real. Allí fue alojada en una imponente casa fortificada que hoy es un museo dedicado a la vida de la reina (si gustas de los recuerdos escabrosos, tienen una de las máscaras mortuorias de Mary). Lo más relevante de su estancia en Jedburgh fue la cabalgada de 40 millas que hizo, enferma, para visitar a Bothwell, al que creía al borde de la muerte. De esta arriesgada escapada y su posterior matrimonio salió la idea de que ambos eran amantes.

Web oficial de la mansión

Maria Estuardo Jedburgh
Jedburgh House, hogar fortificado de María Estuardo en los Borders

12) Hermitage Castle

Y aquí fue a donde esa peligrosa cabalgada condujo a la reina de Escocia. En Hermitage Castle yacía Bothwell, ya bastante recuperado de sus heridas. Ella regresaría a Jedburgh casi moribunda. Se dice que, en las cercanías y mientras atravesaba un cenegal, Mary se cayó del caballo y perdió su querido reloj francés. Parece ser que el objeto volvió a aparecer en el s. XVIII,  hallado en aquel mismo lugar por un campesino. La visita al castillo, que está en un hermoso paraje, bien merece la pena.

Web oficial del castillo

Maria Estuardo Hermitage Castle Bothwell
Hermitage Castle, a donde Maria Estuardo cabalgó enferma para visitar a Bothwell

13) Craigmillar Castle

Mary regresó a los alrededores de Edimburgo, al castillo de Craigmillar, para recuperar su salud. Entre estos muros la reina discutió con sus asesores cómo librarse de su incómodo y exigente marido lord Darnley (había pedido dejar de ser rey consorte para ser rey efectivo). Parece ser que ella siempre rechazó la vía del asesinato, pero estas conversaciones alimentaron la creencia de que Mary aprobó su muerte. Llamado “el otro castillo de Edimburgo”, os recomiendo su visita si las multitudes de Edinburgh Castle os echan para atrás.

Web oficial del castillo

Maria Estuardo Craigmillar
Craigmillar Castle en Edimburgo, donde pudo fraguarse el asesinato de lord Darnley, marido de María Estuardo

14) Lochleven Castle

En 1567, tras la revuelta nobiliaria que se desencadenó a raíz de su matrimonio con el conde de Bothwell, Mary fue retenida en el castillo de Loch Leven, en medio de un hermoso loch. Allí viviría algunas de sus horas más tristes, puesto que sufrió un aborto de gemelos al poco tiempo de llegar. Sin embargo, se las arregló para escapar de forma muy astuta un año más tarde y levantó un ejército de 6000 hombres para confrontar a su hermano bastardo, el conde de Moray. El castillo de Lochleven es otro de esos parajes de cuento, delicados y espectaculares a un tiempo, que no debes perderte por nada del mundo.

Web oficial del castillo

Guía completa de Loch Leven

Maria Estuardo Loch Leven
Lochleven Castle, cerca de Perth, donde María Estuardo fue prisionera

15) Dundrennan Abbey

El 13 de mayo de 1568 el ejército de María Estuardo perdió la Batalla de Langside frente al de su hermano bastardo, Moray. Derrotada y con la esperanaza de recuperar el trono ya perdida, Mary huyó hacia el sur de Escocia. El último lugar que la acogió en su tierra natal fue la abadía de Dundrennam, una visita que os recomiendo por la melancólica belleza y la paz del lugar. Tras pasar allí su última noche en Escocia, Mary cruzó la frontera hacia Inglaterra y hacia su trágico destino, poniendo su vida en las manos de la reina Elizabeth, a la que jamás llegaría a conocer en persona.

Web oficial de la abadía

Maria Estuardo Dundrennan
Abadía de Dundrennan, última parada de María Estuardo antes de huir a Inglaterra

MAPA DE LA RUTA DE MARÍA ESTUARDO


¡Espero que esta ruta por los escenarios de María Estuardo en Escocia os haya gustado! Su vida fue una aventura y una gran tragedia que dibujó como ninguna otra una época convulsa de la historia de Escocia e Inglaterra.

¡Suscríbete gratis al blog para no perderte las novedades!

ENTRADAS RELACIONADAS:

Y recordad que podéis seguir el blog también en Facebook,  Twitter e Instagram para más fotografías, rutas e historias.

Cheers!!! 🙋

 


Booking.com


Nota: todas las imágenes de este artículo que no llevan la marca de agua de @Lovely Scotland son de libre uso y procedentes de Wikimedia Commons.

Entradas Relacionadas

4 Replies to “Ruta de María Estuardo, una reina con una vida de película”

  1. ¡Me encanta el recopilatorio! Me quedan unos cuantos por visitar, pero siempre que he ido a alguno de esos lugares me sorprende la fascinación que tienen los escoceses con ella y cómo conservan lugares donde, por ejemplo, se alojó solo una noche. Aunque no me extraña, porque su historia atrapa. Enhorabuena por la ruta 🙂

    1. ¡Muchas gracias, Angie! Viniendo de alguien con un blog con una trayectoria como el tuyo, es todo un señor halago 😊
      La verdad es que este amor que le tienen a Mary fue una cosa que también me sorprendió muchísimo cuando vine a vivir a Escocia.
      A mi me quedan por conocer más de la mitad de la lista; le tengo muchas ganas a los escenarios de los Borders 😉

  2. Que super post, cuanta información. Y que montón de cosas cerca de Edimburgo. A ver si este año puedo volver y conocer algo más.

    1. ¡Me alegra mucho que te guste y te parezca útil! La verdad es que solo en Edimburgo y alrededores hay para echar todo un fin de semana 😁

Deja un comentario