Monstruo del Lago Ness: algo pasa con Nessie… Pero, ¿qué?

Monstruo del Lago Ness: algo pasa con Nessie… Pero, ¿qué?

El Monstruo del Lago Ness es un personaje habitual en nuestro imaginario desde los «avistamientos» ocurridos en este loch de las Highlands de Escocia durante la década de 1930. Sin embargo, las pistas sobre Nessie podrían ser mucho más antiguas dependiendo de cómo se interpreten ciertos documentos.

En todo caso, la posible existencia de esta escurridiza criatura nos ha dejado decenas de curiosas fotografías y vídeos, así como varios documentales, algún libro, muchas películas y merchandising para aburrir. ¿Os venís conmigo y averiguamos qué pasa con Nessie? 🦕🚶‍♀

MONSTRUO DEL LAGO NESS: POSIBLES AVISTAMIENTOS HISTÓRICOS

La población local del entorno de Loch Ness (feliz, en todo caso, por la popularidad del lugar 💰) se polariza de la siguiente manera: los románticos que creen que «la verdad está ahí fuera» y que hay una criatura bajo las aguas; y los pragmáticos que aseguran que todo es por la pasta y que el Monstruo del Lago Ness empezó siendo un mito y ha terminado siendo un producto más de merchandising. Los primeros apoyan su creencia en un par de avistamientos históricos. Veámos de qué va eso.

Monstruo del Lago Ness
Imagen: TheFuckYouCare en Imgur

Parece ser que la psicosis monstruil comenzó en tiempos de San Columba, en el siglo VI. En Vida de San Columba se dice que el santo le habría salvado la vida a alguien que estaba siendo atacado por un extraño animal en Loch Ness. Pero se dicen tantas cosas de San Columba en su biografía… La mayor parte de ellas son bastante increíbles.

Monstruo del Lago Ness
San Columba: «¡No puedes pasar!»

Otros identifican al Monstruo del Lago Ness con un kelpie, pero dado que los kelpies son criaturas mitológicas con forma de caballo, no veo muy claro el asunto.

Hay que esperar al siglo XIX para volver a tener noticias del Monstruo del Lago Ness, lo cual no dice mucho en favor de su existencia. Nessie, querido/a, ¿dónde estuviste durante esos mil trescientos años?

Lo cierto es que en 1868 un periódico local, el Inverness Courier, habla en un artículo del avistamiento de un extraño pez de gran tamaño y confusa morfología en las aguas de Loch Ness.

AVISTAMIENTOS DEL MONSTRUO DE LAGO NESS EN LA DÉCADA DE 1930

Las apariciones del Monstruo del Lago Ness comenzaron «de verdad» en los años 30 del pasado siglo. La primera noticia es de 1930, del periódico Northern Chronicle, que informó del inquietante testimonio de dos pescadores que aseguraban haber visto una enorme y extraña criatura en Loch Ness. Dos años más tarde, en 1932, un señor llamado K. MacDonald dijo haber visto un cocodrilo muy raro en las oscuras aguas del loch.

Pero la cosa no se hizo viral, como diríamos hoy en día, hasta el 2 de mayo de 1933, cuando el Inverness Courier publicó, con aire sensacionalista, las declaraciones de una pareja que afirmaba haber visto un enorme animal hundiéndose en las aguas de Loch Ness. Fue la primera vez que apareció un titular con la palabra «monstruo» y la locura se desató por todo Reino Unido.

Monstruo del Lago Ness Inverness Courier
El Inverness Courier informaba en mayo de 1933 de un extraño suceso. Imagen de jannaludow.co.uk

En enero de 1934 llegaría el siguiente avistamiento: un motociclista llamado Arthur Grant afirmó haber visto a la criatura cruzándose delante de él en la carretera a la una de la madrugada. Y es una anécdota muy importante porque a raíz de la descripción de este testigo,  se desligó la imagen del Monstruo del Lago Ness de la de un pez enorme para pasar a identificarse con una especie de criatura prehistórica.

La foto del cirujano, ¿prueba irrefutable o montaje?

La traca final vino el 19 de abril de 1934, cuando el cirujano R. K Wilson tomó (supuestamente) la famosa fotografía que todos hemos visto decenas de veces. Esta:

Monstruo del Lago Ness foto cirujano
La llamada «foto del cirujano», supuestamente tomada en 1934 en Loch Ness

La foto fue difundida por todo el mundo desde el Daily Mail como prueba irrefutable de la existencia del Monstruo del Lago Ness. Durante mucho tiempo, si bien no se podía asegurar qué clase de criatura salía en la imagen, se tomó la fotografía en sí misma por real. Y, sin embargo, no lo era.

En 1994 se descubrió que Marmaduke Wetherell había falsificado la fotografía cuando era empleado del Daily Mail. Y, ¿por qué haría alguien algo así? Pues porque en el periódico se habían reído bastante de él a raíz de una broma que le habían gastado unos niños de la zona de Loch Ness. Wetherell incluso se desplazó hasta allí, convencido de que los niños habían visto una criatura extraordinaria. Le sentó tal mal hacer el ridículo que decidió tomar venganza, a su vez, con otro engaño. Y así nació la «foto del cirujano».

Monstruo del Lago Ness Marmaduke Wetherell
Marmaduke Wetherell preparando una expedición para buscar a Nessie en 1933. Imagen de jannaludow.co.uk

Con ayuda de su hijo y de su yerno, Wetherell fabricó una criatura con arcilla y la pegó a un submarino de jueguete. Finalmente, le pidió a un cirujano amigo suyo que publicara las fotografías y así, el Monstruo del Lago Ness recibió el impulso final que necesitaba para convertirse en un mito popular.

LOS AÑOS 70 Y LA FOTOGRAFÍA DE ROBERT RINES

Los años 70 del siglo XX fueron moviditos en el campo de la criptozoología (el estudio de animales cuya existencia no ha sido probada) y el Monstruo del Lago Ness no podía ser menos. Y es que en 1972 se dió casi por probada la existencia de Nessie a causa de una foto subacuática.

Ese año se presentaron en Loch Ness un grupo de «buscadores» encabezado por el abogado estadounidense Robert Rines. Pertrechados con equipamiento de todos los colores como solo los yankis saben hacer, se dedicaron a examinar el loch escrupulosamente con un radar, penetrando en la oscuridad de sus aguas con una cámara subacuática armada con luz de alta potencia.

Monstruo del Lago Ness Robert Rines
Imagen de radar obtenida por Robert Rines en Loch Ness en 1975

Obtuvieron varias fotografías de lo que afirmaron era una criatura similar a un plesiosaurio (luego os cuento más sobre esto) y una en concreto, que fue la que alzaron como prueba irrefutable de la existencia de Nessie, que parecía mostrar una aleta romboidal.

Monstruo del Lago Ness Robert Rines
Supuesta aleta con forma de rombo que probaba definitivamente la existencia de Nessie. Imagen de Telegraph

La cosa tuvo tanta repercusión y se le dio tanto crédito que, en 1975 el naturalista Sir Peter Scott dio al Monstruo del Lago Ness nombre científico (Nessiteras rhombopteryx) y lo agregó al registro británico de fauna protegida. Pero ¡ah!, el sentido del humor británico es infinito y parece ser que, si se cambia el orden de las letras de Nessiteras rhombopteryx, se puede formar la frase monster hoax by Sir Peter S (monstruo de broma hecho por Sir Peter S).

Resultado de imagen de outlander funny gif

De todas formas, la comunidad científica en bloque descartó estas fotografías cuando se demostró que habían sido retocadas, giradas y modificadas por ordenador. En las originales apenas se adivinan unos negros sedimentos en el fondo del loch.

AVISTAMIENTOS ACTUALES DEL MONSTRUO DEL LAGO NESS

Desde la década de 1930 no había habido ningún año en el que no se produjera algún supuesto avistamiento de Nessie hasta el fatídico 2013. Ese año, el Club de Fans del Monstruo del Lago Ness (sí, existe y esta es su página web) declaró con gran desolación que no se había sabido nada de la criatura en dieciocho meses.

Tal vez por eso en 2014, milagrosamente, acabó la sequía monstruil. O eso pareció al principio. Ese año, un joven llamado Andrew Dixon afirmó haber visto claramente al Monstruo del Lago Ness en unas imágenes aéreas tomadas por el servicio de mapas de Apple en la zona del loch escocés.

Monstruo del Lago Ness
La estela del Jacobite Spirit fue confundida con Nessie en 2014

Sin embargo, lo que al principio se tomó por la figura de Nessie, pronto se demostró que no era más que la estela de una embarcación en movimiento.

En cuanto a los últimos años, 2017 ha tenido el honor de ostentar el récord de «avistamientos» de la criatura en lo que va de siglo XXI. Aun así, no han sido más que ocho las personas que aseguran haber visto algo, en contraposición a las varias decenas de avistamientos al año de los que se daba aviso hasta la década de 1970.

Como curiosidad, os diré que en 2016 se detectó en el fondo de Loch Ness una figura que levantó las alarmas de los fans de Nessie. Sin embargo, resultó ser un modelo de nueve metros del Monstruo hecho para la película «La vida privada de Sherlock Holmes» en 1969. Al parecer se hundió en el loch durante el rodaje tras insistir Billy Wilder, el director, en que le quitaran las dos jorobas, a pesar de que los técnicos avisaron de que eso afectaría a su flotabilidad.

Monstruo del Lago Ness
Imagen del modelo captada por el robot de la compañía noruega Konsgberg Maritime

📌 Si sois muy frikis del Monstruo del Lago Ness y estáis interesados  en conocer con detalle todos los avistamientos, en esta página web está el registro oficial de todos ellos (y creo que actualizado).

¿ES UN PÁJARO? ¿ES UN AVIÓN? ¡NO, ES EL MONSTRUO DEL LAGO NESS!

¿Pero qué es Nessie? Quiero decir, en caso de existir, ¿con qué clase de criatura real podríamos identificar al Monstruo de Lago Ness?

Monstruo del Lago Ness
Diferentes aspectos de Nessie. No me digáis que no es como la boa del inicio de «El Principito»

La teoría de plesiosaurio criogenizado

La teoría más difundida, por la morfología que muchos testigos han descrito, es la de que Nessie es un tipo de plesiosaurio: un animal prehistórico de la era Mesozoica que poseía un cuerpo enorme, dos pares de aletas y una cabeza diminuta al final de un largo cuello.

Monstruo del Lago Ness
Cosas que pasan en las carreteras de las Highlands de Escocia: highland cows, ovejas y plesiosaurios

Sin embargo, la idea de que el Monstruo del Lago Ness sea el remanente de una bestia prehistórica extinta hace millones de años no se sostiene demasiado.

Primero, porque los plesiosaurios necesitaban respirar fuera del agua y eso haría que fuera mucho más común verlo. Segundo, porque haría falta una numerosa colonia de Nessies para que la especie hubiera llegado a nuestros días. Tercero, porque el loch no es tan grande como para que pueda alimentarse en él un grupo de plesiosaurios. Y cuarto, porque Loch Ness estuvo completamente congelado durante Würm, la última glaciación del Cuaternario (100.000 – 15.000 a. C. aproximadamente) y no creo que Nessie hubiera pagado por una criogenización.

Monstruo del Lago Ness
Monstruo del Lago Ness en un óleo de Hugo Heikenwaelder (1999)

A pesar de todos estos argumentos, siempre hay un camino hacia la teoría favorita de cada uno y, así, algunos defensores de que el Monstruo del Lago Ness existe y es una criatura ancestral, apuntan al hecho de que Loch Ness tiene salida al mar en algunas épocas del año y que Nessie podría ir y venir a su antojo por esta vía.

La teoría del elefante-camello-caballo-quédemoniosesesacosaAlfredparaelcocheahoramismo

La belleza está en el ojo del que mira y la morfología del Monstruo del Lago Ness, también. Por eso, algunos testigos han pasado olímpicamente de la descripción clásica de Nessie y han afirmado haber visto una criatura con una forma totalmente diferente.

Monstruo del Lago Ness camello
La teoría del camello. No sé. ¿Que os parece? Imagen de Abby Chicken en Flickr

Por ejemplo, en 1923, mucho antes de que a todos se nos metiera en la cabeza que el Monstruo del Lago Ness es un plesiosaurio, Alfred Cruickshank afirmó (desconozco si llevaba mucho scotch en el cuerpo) haber avistado en medio de la carretera que bordea el loch a un animal de más de tres metros de largo muy parecido a un elefante.

Nessie… No serás un cambiaformas, ¿verdad?

Monstruo Lago Ness cambiaformas
Imagen: Las Tres Escobas

Iker, ¿podría ser una pareidolia?

Por si aún queda alguien en el mundo hispano hablante que no haya visto el programa de TV Cuarto Milenio y, por tanto, no sepa qué es una pareidolia, se trata simplemente del efecto psicológico que nos hace ver figuras reconocibles donde no las hay, por simple asociación de formas o colores. Efectivamente, como cuando por la noche el montón de ropa encima de la silla de tu cuarto parece el Babadook agazapado.

Esta podría ser la hipótesis más razonable para aplicar en el caso del Monstruo del Lago Ness. La mayor parte de los testimonios que hablan de Nessie son tan confusos que esas personas podrían haber sufrido una pareidolia fruto de la mezcla de un tronco flotante, un destello de luz sobre el agua y media botella de buen whisky escocés.

Monstruo del Lago Ness esturión
Esturión gigante. Nessie, ¿eres tú? Imagen de cynic.org.uk

Incluso podría tratarse de una pareidolia totalmente justificada, puesto que se tiene la certeza de la presencia de grandes esturiones en las corrientes marinas cercanas a Loch Ness e incluso de enormes tiburones boreales en la costa (desde que me he enterado de esto, veo las playas del oeste de Escocia de otra manera, no se cómo deciros 😱).

EL MONSTRUO DEL LAGO NESS EN LA CULTURA POPULAR

Después de repasar y analizar en este artículo los testimonios y fotografías tomados a lo largo de la historia, supongo que a todos nos queda bastante claro que, casi con toda probabilidad, Nessie no existe. Pero a todos nos gustaría que existiera, ¿verdad? Y es que la imaginación y el espíritu humano se alimenta mucho mejor de los mitos y las leyendas que de la realidad.

Por eso, la figura esquiva y misteriosa del Monstruo del Lago Ness nos ha dado varias novelas, decenas de películas, apariciones en series, en comics, en videojuegos… Toda esta producción da para otro artículo entero, que prometo publicar muy pronto.

Además, Nessie le ha dado de comer a cientos de hoteles, B&B, restaurantes, museos y empresas de tours desde tiempos inmemoriales. Y bien gustosos que pagamos todos un pequeño extra por vivir la ilusión de que lo imposible es posible y de que las leyendas pueden hacerse realidad ante nuestros ojos en cualquier momento.

Y es que es hermoso contemplar, desde las ruinas románticas de Urquhart Castle, las aguas sedosas y oscuras de Loch Ness e imaginar a Nessie deslizándose bajo la superficie, intocable en su reino subacuático, un eterno gato de Schrödinger bailando para siempre en la línea entre lo real y lo imaginario.


INFORMACIÓN PRÁCTICA SOBRE LOCH NESS

🚘 Si queréis montaros una buena ruta por las Highlands con el afán de conocer la belleza más salvaje de Escocia y descubrir, al fin, todos los secretos del Monstruo del Lago Ness, en este otro artículo tenéis una de cinco días para hacer en coche y por vuestra cuenta.

🚐 Si no tenéis carnet de conducir u os echa para atrás el tema de alquilar un coche en Escocia, podéis llegar cómodamente hasta Loch Ness con una empresa de tours en español:

📌 Y, ¿qué se puede hacer en Loch Ness además de intentar avistar al Monstruo del Lago Ness? Estas cosas tan chulas:


MAPA CON QUÉ HACER EN LOCH NESS


¡Espero que os haya gustado el artículo y os hayáis divertido con este repaso a la realidad y la leyenda tras el Monstruo del Lago Ness! Si veis a Nessie, no dejéis de contármelo en los comentarios o en las redes sociales del blog 😜🦕

¡Suscríbete gratis al blog para no perderte las novedades!

Y recordad que podéis seguir el blog también en Facebook,  TwitterInstagram y Youtube para más fotografías, vídeos, rutas e historias.

Cheers!!! 🙋



Booking.com

 

Nota: imagen de portada de Scott Granneman en Flickr.

Entradas Relacionadas

Leave a comment