Qué ver en la Isla de Mull en Escocia: 14 lugares imprescindibles

Qué ver en la Isla de Mull en Escocia: 14 lugares imprescindibles

La isla de Mull en Escocia es uno de esos lugares que no debes dejar de visitar si tienes suficientes días en tu ruta por Escocia. Después de cinco años viviendo en el país y tras haber visitado gran parte de sus islas, puedo decir que, junto con la isla de Skye, Mull es una de las perlas isleñas que más merecen la pena de toda Escocia. Además, es accesible fácilmente desde Oban y contiene visitas imprescindibles como Tobermory, tesoros de historia como la abadía de Iona, playas como Calgary Bay y lugares secretos como Lochbuie. ¿Nos vamos ya a descubrir qué ver en la isla de Mull? 🚗🛳

QUÉ VER EN LA ISLA DE MULL EN ESCOCIA: 14 LUGARES IMPRESCINDIBLES Y CONSEJOS DE VIAJE

CÓMO LLEGAR A LA ISLA DE MULL EN ESCOCIA

Aunque se puede llegar en ferry a la isla de Mull desde lugares remotos de las Highlands como Kilchoan o Lochaline, el trayecto más habitual es el ferry de CalMac que circula con regularidad entre Oban y Craignure, al sureste de la isla. El trayecto es de apenas cincuenta minutos y el paisaje desde la cubierta (si el tiempo acompaña para poder disfrutarlo) es espectacular.

Si vas a viajar en el ferry con tu vehículo, recuerda reservar el trayecto con la mayor antelación posible porque las plazas de coche se suelen agotar, sobre todo en temporada alta. No olvides también que en la web de CalMac hay horarios diferentes según viajes en invierno o verano, ¡no te confundas al planificar tu trayecto!

Y ya que vas a pasar por Oban, aquí te dejo una guía súper completa de este pueblo para disfrutar su rico marisco y su patrimonio histórico.

CUÁNTO TIEMPO INVERTIR EN LA ISLA DE MULL, CÓMO ORGANIZAR LA RUTA y DÓNDE ALOJARSE

Se puede conocer lo más básico de la isla de Mull en un par de días, pero mi consejo es que reserves al menos cuatro o cinco para hacer una ruta en condiciones y no dejarte nada de lo que aparece en este artículo. Mi recomendación es que dividas equitativamente tu tiempo en la isla de Mull entre el norte y el sur, haciendo del centro una zona de transición. ¡Merece muchísimo la pena recorrer esta isla con calma!

Asímismo, te aconsejo que tomes uno de los alojamientos en la zona de Iona o Fionnphort para tus días en la parte sur de Mull y otro en Tobermory o Calgary Bay para tus días en el norte, puesto que la isla es muy extensa. ¡Reserva con tiempo porque Mull es bastante cara! A continuación te dejo algunas recomendaciones:

🏕 Iona Pods – En la isla de Iona, que sin duda querrás conocer si viajas a Mull, hay varias posibilidades de alojamiento. Una de ellas son estas mini cabañas o pods que disfrutan de excelentes vistas y que cuestan desde 90 euros la noche. Más info y reservas en este enlace.

🏠 Garden Cottage – B&B en Tobermory, una ubicación excelente para controlar toda la mitad norte de la isla.Habitaciones dobles con desayuno desde 140 euros. Más info y reservas en este enlace.

🏰 Glengorm Castle – Si te quieres dar un capricho o buscas un alojamiento romántico, Glengorm Castle, en el norte de la isla de Mull, es tu mejor opción. ¡Y es pet friendly! Habitaciones dobles con baño y un desayuno extraordinario desde 200 euros. Más info y reservas en este enlace.



Booking.com

 

14 LUGARES QUE NO TE PUEDES PERDER EN LA ISLA DE MULL

1) TOBERMORY

Las casitas de colores del puerto de Tobermory son, sin duda, una de las estampas más famosas del lugar y un must de qué ver en la isla de Mull. ¡Y son tan bonitas como parecen en las fotos!

Por lo demás, la visita a Tobermory es un imprescindible puesto que, con sus apenas mil habitantes, es la capital de la isla. Fue fundada en 1778 como burgo pesquero y la leyenda dice que en las aguas de su coqueto puerto yace un galeón español a rebosar de oro. ¡Nunca se ha encontrado nada, sin embargo!  Los atractivos de Tobermory son, además del puerto, la destilería de whisky, el acuario, el Mull Museum, varios restaurantes de pescado y marisco, la preciosa cafetería Isle of Mull Cheese y tiendas tan apetecibles como Tobermory Fish Company, Island Blue Gallery o Tobermory Chocolate.

 

2) ISLA Y ABADÍA DE IONA

La visita a la isla de Iona es, habitualmente, el motivo que trae a Mull a la mayor parte de los viajeros. ¡La atracción está más que justificada! La isla en sí es una pequeña belleza cuyas aguas de tonos turquesas y playas de arena blanca bien merecen el ratito de trekking que cuesta alcanzarlas. Pero su mayor tesoro es la medieval abadía de Iona, la famosa fundación de San Columba que durante siglos atrajo a este lugar remoto a peregrinos de toda Europa. Pronto le dedicaré un artículo monográfico, puesto que su historia es apasionante.

La isla de Iona se alcanza fácilmente en un ferry de pasajeros que parte con buena frecuencia de paso desde la aldea de Fionnphort. No es necesario reservar billetes, pero puedes obtener más información aquí, en la web de CalMac.

3) DUART CASTLE

Duart Castle es, sin duda, el castillo más famoso y visitado de la isla de Mull en Escocia. Situado a corta distancia de Craignure, su cinematográfica silueta es una de las primeras cosas que avista el visitante en su llegada a Mull.

Construido por el clan MacDougall en el siglo XIII, Duart Castle pasó en el siglo siguiente a manos de los MacLean, que vieron su propiedad disputada en numerosas ocasiones hasta que, en 1691 el castillo fue destruido por el clan Campbell. Tras pasar varios siglos abandonado, en 1911 Duart Castle fue adquirido por Sir Fitzroy Donald MacLean, volviendo así a sus dueños originales, que se encargaron de restaurarlo. El castillo es visitable y puedes obtener más información aquí, en su página web.

4) LOCHBUIE Y MOY CASTLE

Aunque la isla de Mull en Escocia tiene rincones mucho más conocidos que este, Lochbuie se ha convertido en uno de mis lugares predilectos en la zona. ¡Tiene toneladas de encanto, muchas cosas que hacer y que ver y muy pocos turistas!

Lo primero que encontrarás, poco antes de llegar al aparcamiento, es un apartadero y un sendero que conduce a un antiguo círculo de piedras. Te recomiendo visitarlo porque el paraje es realmente bonito. Más adelante, puedes dejar el coche en el parking e ir recorriendo la costa de Lochbuie para encontrar The Old Post Office, St Kilda´s Church y el bucólico Moy Castle, fortaleza que fue de los MacLean y que, de momento, no se puede visitar por dentro debido a su estado ruinoso. Es uno de los parajes más encantadores que ver en la isla de Mull.

5) BUNESSAN Y ROSS OF MULL

Bunessan es una aldea minúscula que suele pasar bastante desapercibida para los viajeros que se dirigen a coger el ferry hacia la isla de Iona. Sin embargo, si el clima acompaña, su puerto tiene unas vistas maravillosas y bonitos reflejos de los barcos pesqueros locales.

A la entrada de Bunessan también merece la pena parar a conocer el Centro Histórico de Ross of Mull, sede de una organización de voluntarios que se dedican a conservar el patrimonio de la zona. Además de ser un paseo precioso, podrás ver las ruinas de antiguo molino y una interesante exposición de objetos relacionados con la historia local. Muy cerca de Bunessan, si vas con tiempo de sobra, puedes acercarte a conocer Kilvickeon Beach, aunque el acceso es un poco farragoso y complicado.

6) TREKKING A LA ISLA DE ERRAID

Muy cerca del ferry que circula entre Fionnphort e Iona hay una ruta de trekking muy especial hasta la isla de Erraid. El lugar tiene dos particularidades: fue la inspiración para la novela «Secuestrado» del escocés Robert Louis Stevenson y solo se puede alcanzar durante las horas de marea baja. ¡Es muy importante que regreses antes de que las aguas suban o te quedarás aislado!

La ruta, que no está señalizada, parte desde Knockvologan Farm siguiendo un sendero que desemboca en la playa. Desde allí, para alcanzar la isla de Erraid solo hay que recorrer hasta el final la lengua de arena que la marea baja deja al descubierto. Los paisajes y la soledad del lugar, donde verás más ovejas que personas, compensan la caminata. ¡Es una de las rutas más originales de la isla de Mull en Escocia!

7) CARRETERA ESCÉNICA B8035

Llegamos al ecuador de mis recomendaciones para visitar en Mull, así que abandonamos ya la zona sur para ir a la norte. Y te aseguro que no hay mejor forma de hacerlo que recorriendo la ruta escénica de la carretera B8035. ¡Entre Balnahard y Gruline verás los paisajes más salvajes y bellos de la isla de Mull!

qué ver en la isla de Mull en Escocia
Carretera escénica B8035, un imprescidible que ver en la isla de Mull

8) CASCADAS DE EAS FORS

Eas Fors Falls son las cascadas con el nombre más simple y, a la vez, más curioso de toda Escocia, puesto que tanto eas como fors como falls significan «cascada» en gaélico, norse e inglés respectivamente. Es, por tanto, un nombre tautológico donde todas las palabras son sinónimas.

Curiosidades lingüísticas aparte, este rincón medio secreto situado muy cerca del ferry que conduce a la isla de Ulva, bien merece un pequeña parada para admirar sus múltiples saltos de agua. ¡Las vistas de Ulva y Loch Tuath son impresionantes desde la parte baja! En mi opinión, Eas Fors Falls son las cascadas más bonitas de la isla de Mull.

9) ISLA DE ULVA

Una de las excursiones de senderismo más interesantes y otro imprescindible de qué ver en la isla de Mull es Ulva. Lugar de residencia de los abuelos de David Livingstone e inspiración para Walter Scott, la isla de Ulva tiene varias rutas de trekking para las que debes reservar la mayor parte del día. ¡Incluso se pueden ver columnas de basalto parecidas a las de la Calzada de los Gigantes en Irlanda!

La isla de Ulva se alcanza desde el diminuto ferry local de pasajeros en Lagganulva. Solo circula entre Semana Santa y el mes de octubre y, aún así, cierra los sábados durante el verano. No es posible reservarlo, simplemente acércate por allí y gira el panel para llamarlo. Aunque, en realidad, te puede pasar como a mí y encontrarte el ferry cancelado de forma totalmente imprevista. ¡Espero que tengas mejor suerte que yo!

10) CALGARY BAY

Calgary Bay es, posiblemente, la bahía más bella de la isla de Mull en Escocia. Situada en el extremo noroeste, en una zona bastante remota, merece la pena dedicarle un día por su extensa y hermosa playa, sus paisajes salvajes y su Art Trail lleno de rincones encantadores y de esculturas realizadas por artistas locales.

Te recomiendo muchísimo tomar un café o un hot chocolate en Calgary Farm House Café, curiosear su tienda de arte y artesanía, hacer el Art Trail y culminar desde allí con un paseo por Calgary Beach al atardecer. ¡Las vistas son increíbles y la tranquilidad, total!

11) LANGAMULL BEACH

Si Calgary Bay es la bahía más hermosa de la isla de Mull, Langamull Beach es, en mi opinión, su mejor playa. Sin duda tiene las mejores vistas porque desde sus arenas y rocas, al otro lago de aguas de un azul profundo, se contemplan las siluetas de las islas de Rùm y Eigg y, si el día es claro, incluso las elevaciones de los Cuillins de la isla de Skye. La playa está sembrada, además, de restos arqueológicos de distintas épocas.

Solo se puede llegar a Langamull Beach tras un trekking de media hora desde un parking cercano a Calgary, lo que además la convierte en un lugar extraordinariamente tranquilo. No dejes de hacer la ruta circular completa puesto que a la vuelta podrás curiosear los restos del antiguo pueblo de Kildavie. ¡Apasionante si te gustan la historia y la arqueología!

12) TREKKING A LAS RUINAS DE DÙN ARA

Y ya que hablamos de rutas de senderismo, una de las más interesantes es la que lleva a las (escasas) ruinas de Dùn Ara. A menos que seas arqueólogo o un apasionado de la historia, probablemente no disciernas mucho de los restos de este antiguo castillo medieval, incluso a mí me costó identificarlos al principio. Sin embargo, te interesen estos temas o no, ¡la ruta y las vistas costeras merecen la pena!

Además, el sendero de Dùn Ara te llevará a conocer el elegante castillo de Glengorm, donde puedes alojarte o tomar el té si así lo deseas, y los vestigios de un círculo de piedras. ¡Una ruta imperdible en el norte de la isla de Mull!

13) BARCOS ABANDONADOS DE SALEN

Una de las imágenes más famosas de la isla de Mull en Escocia es la de los barcos abandonados de Salen. ¡Es imposible que te los pierdas! Si circulas en la carretera entre Tobermory y Craignure, los verás yaciendo a pocos metros junto a la costa.

Salen Mull
Barcos abandonados en Salen

Por desgracia, no conozco la historia de cómo estos antiguos barcos de pesca quedaron varados en el lugar. Si alguno de vosotros, lectores, lo sabéis, ¡decidmelo en los comentarios de este artículo!

14) BONUS TRACK: LAS HONESTY BOXES DE LA ISLA DE MULL

Pensaba terminar este post con los barcos de Salen y dejarlo en 13 cosas que no te puedes perder en la isla de Mull en Escocia, ¡pero creéme si te digo que las honesty boxes locales merecen su propio capítulo! Por si el concepto te pilla un poco a desmano, una honesty box es una caja que, generalmente, un granjero tiene de forma permanente en la puerta de su propiedad para vender productos como huevos o mermeladas caseras. Simplemente tomas lo que deseas, dejas el dinero en un bote y listo. El sistema se basa en la honestidad.

En la isla de Mull, como es habitual en las Hébridas, hay multitud de estas cajas, ¡así que ve atento en carretera! Una de las más llamativas es la honesty box de mejillones de Inverlussa Mussel Farm. Entra con confianza y, si llegas fuera de horas, no te cortes y llévate tu bolsa de mejillones tras dejar el importe en el bote adyacente. ¡Están deliciosos! Otra de las más originales es The Old Post Office en Lochbuie que, más que una caja, es una honesty shop entera.


MAPA CON QUÉ VER EN LA ISLA DE MULL


¡Espero que os haya gustado mucho este artículo con las visitas imprescidibles que ver en la isla de Mull en Escocia! Si solo tienes un par de días en el lugar, entonces te recomiendo que no te pierdas la isla de Iona, Calgary Bay, Tobermory y, de camino, el entorno de Lochbuie.

¡Suscríbete al blog para no perderte las novedades!    

Y recordad que podéis seguir el blog también en Facebook,  TwitterInstagram y Youtube para más fotografías, vídeos, rutas e historias.

Cheers!!! 🙋

Entradas Relacionadas

Leave a comment

Centro de preferencias de privacidad